La llegada de un bebé a casa trae miles de dudas y preguntas, no importa si es el primer bebé o el segundo, ya que no todos reaccionan de la misma forma.

Y la salud de nuestro bebé siempre será algo que nos hará dudar o querer saber más. Por eso a continuación te dejamos unos tips sobre el cuidado de sus dientitos.

Como papás debemos limpiar las encías de nuestros bebés incluso antes de que salga el primer diente, con una gasa o toallita suave mojada durante el baño, no es necesario utilizar pasta dental. La técnica es muy sencilla, solo debes colocar la gasa o toalla alrededor del dedo pulgar y frotar suavemente las encías de tu bebé.





Es importante empezar con una rutina de limpieza a temprana edad ya que no sabemos cuándo saldrán los dientes y si las bacterias que hay en la boca pueden llegar a afectarlos.

Además te puede ayudar para que tu bebé con el tiempo se acostumbre a lavarse los dientes todos los días.

Cuando comienzan a salir los dientes, puedes buscar un cepillo dental especial para bebés y usar una cantidad pequeña de pasta con flúor (del tamaño de un grano de arroz).






La técnica es sencilla y debes realizarla dos veces al día, consiste en cepillar los dientitos con suavidad si te deja cepíllale la lengua, no es necesario enjuagarle la boca porque no estás usando mucha pasta.

La Academia Estadounidense de Pediatría y la Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica recomiendan que lleves a tu pequeño al dentista seis meses después de que le salió su primer diente.

Es importante que cuides la salud de tu pequeño para evitar que con el tiempo se compliquen las cosas, si necesitas más información puedes consultar con tu pediatra o dentista infantil.

Con información de Baby Center.