El cuidado de los dientes de nuestros hijos es fundamental, no solo para mantener la frescura y brillo, sino para evitar que desde pequeños padezcan infecciones y problemas dentales que conllevan mucho dolor.

Por eso, es muy importante que llevemos a nuestros hijos con un dentista especialista desde bebés para evitar problemas de salud.  Sin embargo, la primera vez que tu niño va al dentista debe resultar una aventura y no sufrimiento.


Y como papás jugamos un papel crucial, ya que somos los que animamos o llenamos de miedos a nuestros retoños. Recuerda que llevar a tu hijo con un dentista es importante para evitar caries, infecciones y alteraciones maxilares por causa de malos hábitos.


A continuación, en Clínica Dental de Ortodoncia y Odontopediatría te damos consejos para que tu hijo disfrute ir al dentista.

Elige un dentista especializado en bebés y niños

La primera cita debe realizarse entre el primer y segundo año de vida, ya que tu hijo tenga la mayoría de los dientes

Antes de llevar al consultorio, es importante que con juegos y cuentos le platiques que va a pasar para que no tenga miedo

Días antes de ir a su consulta juega con tu hijo al dentista, con ayuda de un espejo enséñale sus dientes, boca, y los tuyos para que durante su visita no se ponga nervioso

Si quieres evitar que tu hijo este de un lado a otro, agenda tu cita con el odontopediatra en la mañana, ya que generalmente lo niños están más tranquilos

Acude seguido a revisiones con tu hijo, no le demuestres miedo ni nervios, ya que todo se transmite

Después de las revisiones, juega con ellos a lavarte los dientes, enjuague bucal, hilo dental y demás